El Centro Industrial y Comercial Avellaneda es una Asociación Civil fundada el 10 de octubre de 1980 en la ciudad de Avellaneda (Dpto. General Obligado, Provincia de Santa Fe, Argentina).

Cuenta con capacidad jurídica para realizar todos los actos jurídicos que sean útiles a sus fines o intereses, y es representativa de la industria y el comercio de Avellaneda y zona de influencia.

Video institucional de la Cena Empresarial 2017
Misión
Nuestros objetivos

  • Coordinar la acción de las diversas ramas de las actividades locales: Industria y Comercio en todo lo concerniente a la orientación, progreso y defensa de los intereses generales de los mismos y la población.
  • Propiciar o propugnar acciones o iniciativas que se consideren convenientes al progreso económico y social, sin menoscabo de los más altos intereses generales de la Nación Argentina, Provincia o Municipalidad.
  • Intervenir en los casos en que aparezcan intereses contrapuestos entre nuestros asociados, fomentando la buena armonía entre los mismos.
  • Proporcionar a nuestros asociados asesoramiento legal, técnico, impositivo e informativo, eficaz para el desarrollo de sus actividades.
  • Propiciar una legislación económica-política, social e impositiva, equilibrada y justa para la comunidad y de íntima comprensión de la relación existente entre capital y trabajo.
Visión
A dónde soñamos llegar

Buscamos propender a la elevación cultural de la zona por cualquier medio que posibilite la ilustración de sus habitantes.

Asimismo, nos proponemos procurar por todos los medios el progreso edilicio de Avellaneda y zona de influencia, fomentar las corrientes turísticas, propender al mejoramiento de los medios de comunicación y promover en todas sus formas el progreso económico e industrial de toda la zona.

Valores
Las virtudes que nos caracterizan

Somos una institución con valores que a través del tiempo permanecen entre sus integrantes. Respeto, justicia, ética, amabilidad, compromiso y cordialidad son algunos de los que nos fortalecieron y nos hicieron grandes.

Convencidos de que éstos son los cimientos para un trabajo institucional responsable, nos presentamos a diario con buena predisposición y solidaridad,  reflejándolos en el servicio a la sociedad.

Por eso, instamos a la comunidad a sumarse con el deber de seguir fomentando buenos valores en el accionar cotidiano.